Cuando el calzado es cómodo, se olvida uno del pie. (Lectura de Osho de los textos de CHUANG TZU.)

Cuando el calzado es cómodo, se olvida uno del pie. (Lectura de Osho de los textos de CHUANG TZU.)

Chu’i el delineante trazaba circunferencias
más perfectas a pulso que con la ayuda de un compás.
Sus dedos creaban formas espontáneas salidas de la nada.
Mientras tanto, su mente permanecía libre y
despreocupada por lo que hacía.
No necesitaba aplicarse,
su mente era perfectamente simple y no conocía obstáculos.
Por ello, cuando el calzado es cómodo, se olvida uno del pie;
cuando el cinturón es cómodo, se olvida uno de la cintura;
y cuando el corazón está apaciguado, se olvida uno
de “a favor” y “en contra”.
Si no hay impulsos, compulsiones, necesidades ni atracciones,
entonces tus asuntos están bajo control.
Entonces eres un hombre libre.
Lo sencillo es lo adecuado.
Empieza bien y será fácil.
Continúa con sencillez y lo estarás haciendo bien.
El camino adecuado para ir de una manera sencilla
es olvidar que el camino es adecuado
y olvidar que se hace con facilidad.

 
Y a continuación unas citas del mismo:

“CHUANG TZU es una de las flores más raras, incluso más que el Buda y Jesús, porque estos insistieron en el esfuerzo y Chiang Tzu lo hizo en la ausencia de esfuerzo.”

“Chuang Tzu dice desde el principio: No hagas ningún esfuerzo.”

“Sólo aquello que se obtiene a través de la ausencia de esfuerzo no representará nunca una carga”

“Uno tiene que convertirse de nuevo en un niño pequeño. (…) Un niño vive de manera natural: es total.”

“Nada fracasa tanto como el ego en lo esencial; nada triunfa tanto como el ego en este mundo.”

“El ego es la enfermedad.”

“Si no hay esfuerzo, no hay nada incompleto (…) la mente tiene una tendencia a completarlo todo. Si no se completa, entonces la mente se sentirá incómoda.”

“La mente cuenta con una tendencia a finalizarlo todo; (…) Por eso te has convertido en una larga enfermedad; todo está incompleto. (…) No se ha hecho nada totalmente, y siempre tienes muchas cosas en la cabeza. Nada es total.”

“Para Chuang Tzu no hay ningún método, ninguna meditación. Lo que él dice es: sólo tienes que comprenderlo. Todo se mueve por sí mismo, entonces, ¿para qué preocuparse? Que la vida fluya por sí misma”

“Sé natural. Cualquier esfuerzo por mejorar la naturaleza es cultura, y toda la cultura es como una enfermedad; cuando más culturizado está un hombre, más peligroso es.”

“Todos los niños nacen en el Tao, después los lisiamos con la sociedad, la civilización, la cultura, la moralidad, la religión… Los lisiamos por todas partes. Luego viven, pero no están vivos.”

“Cuando más culturizado y civilizado, más muerto. (…) La cultura os mata, la cultura es una asesina, la cultura es un veneno lento, es un suicidio.”

“Toda la naturaleza es un rebosar de energía sexual,”

“Vuestra moralidad es una especie de muerte; antes de que muerte os mate ya os mata la sociedad.”

“dice: ¡Acepta la naturaleza! Y no le otorgues ningún objetivo. (…) rompe todas las barreras”

“No hay necesidad de esforzarse. (…) Observa la naturaleza: todo es perfecto. (…) Chuang Tzu dice: Sé natural, y florecerás. Si te penetra esta comprensión, cada vez más profundamente, entonces todo esfuerzo deja de tener sentido. Dejarás de preocuparte constantemente por el futuro, y vivirás aquí y ahora…”

 

“La mente es la sociedad en tu interior. (…) por eso todos los que saben están en contra de la mente y a favor de la naturaleza,”

“Chuang Tzu cree en la comprensión, no en la meditación. (…) La meditación no te llevará hasta el objetivo (…) La meditación sólo te ayudará a comprender. (…) solo destruirá la mente”

“Necesitas un compás porque no tienes confianza en la vida; necesitas morales, preceptos, principios (…) coranes y gitas han provocado la misma situación en vosotros que la rana creó en el ciempiés. Demasiados preceptos que seguir, demasiados principios por los que regirse, demasiados conceptos morales. Os habéis impuesto tantas cosas que vuestra vida interior no puede ser espontánea. Os habéis extraviado, no a causa de ninguna fuerza maléfica, sino a cuenta de los bienintencionados. No es un demonio el que os conduce hacia el error, son vuestros sacerdotes, vuestros líderes, esos a los que denomináis santos.”

“Sólo existe la vida. (…) La naturaleza es correcta. Una vez que entre en la mente la distinción de que existe erróneo y correcto, nunca se está en lo correcto, nunca estarás tranquilo, nunca estarás relajado, siempre estarás tenso. Y todo lo que puedas hacer será erróneo porque la distinción crea confusión. La vida es tan silenciosa y tan meditativa… ¿por qué necesitas hacer tanto esfuerzo? A causa de la distinción.”

“Un hombre del Tao es alguien que ha comprendido que el “yo” es la cosa más inútil. Sólo crea problemas, así que lo suelta. (…) Entonces, vive, come, ama, duerme, pero no hay “yo”. (…) no existe carga, ni tensión, ni ansiedad; entonces se convierte en un niño, su mente es libre, sin preocupaciones.”

“Toda tu vida tiembla porque llevas a cuestas demasiadas preocupaciones. (…) En lo más profundo continúan el miedo y el temblor. Ambos nacen de la preocupación. ¿Y cuál es esa preocupación? Es la preocupación acerca de cómo impresionas a los demás. ¿Pero por qué te preocupan tanto los demás, tanto que eso no te deja vivir? Todo el mundo se pregunta qué piensan de ellos los demás;”

“Es un círculo vicioso: estáis asustado de los demás, y los demás te temen, y toda la vida se convierte en una porquería. Suelta todas esas tonterías, sal del círculo vicioso, no te preocupes de los demás. Ya tienes bastante con tu propia vida. (…) Nadie está tranquilo, nadie se siente seguro.”

“¡Haz! No te preocupes de lo que haces. Hazlo de todo corazón, de manera que el hacerlo se convierta en un gozo. Y no pienses en grandes cosas; no existen tales cosas, ni grandes ni pequeñas. No pienses que vas a hacer grandes cosas, que tocarás una música estupenda, que pintarás cuadros fantásticos, que te vas a convertir en un Picasso o un Van Gogh, o en cualquier otra cosa, en un gran escritor, en un Shakespeare o un Milton. No hay nada, ni grandes cosas, ni cosas pequeñas. Hay grandes hombres y hombres pequeños, pero las cosas no son ni grandes ni pequeñas. Un gran hombre es alguien que manifiesta su grandeza en casa cosa pequeña que hace:”

“La vida puede convertirse en una celebración si sabes vivir sin preocupaciones.”

“La naturaleza no fluye según tus reglas; cuenta con las suyas propias.”

“Cuando la mente está despejada tiene claridad, no es necesario seguir regla alguna. No es necesario llevar las escrituras en la cabeza, lo único que hay que hacer es mirar. Todo es transparente, porque uno está despejado.”

“Cuando el calzado es cómodo, se olvida uno del pie”

“El ego es la enfermedad, una dolencia grave, porque continuamente tienes que recordar que eres alguien.”

“El cuerpo te muestra cuándo existe alguna enfermedad, algo erróneo; atrayendo tu atención. Pero cuando el cuerpo está sano te olvidas de él; (…) Lo mismo ocurre con la mente. Cuando la conciencia es saludable, no hay ego, no sabes nada de ti mismo. No te recuerdas continuamente “yo soy algo”, sino que te relajas.”

“Cuando el corazón está apaciaguado se olvida uno de “a favor” y “en contra”. Cuando el corazón está equivocado, enfermo, entonces se lleva una carga, se está preocupado: eso es correcto y eso es erróneo, hay que seguir lo correcto, hay que evitar lo erróneo. Toda la vida se convierte entonces en una lucha para evitar lo erróneo y alcanzar lo correcto. ¡Pero no es modo de alcanzar lo correcto! Esa es justamente la manera de perderlo para siempre.”

“Siempre que afirmas que esto es correcto y eso erróneo es que estás dividido, y toda tu vida será un conflicto, moviéndote como un péndulo entre una polaridad y la otra. No estés en contra de nada.”

“Chuang Tzu dice: No hagas distinciones, si no quieres estar dividido. Una vez dividido, estarás partido en dos. Una persona dividida no puede ser natural. La naturaleza existe en la unidad, es una profunda armonía, no existe ningún tipo de conflicto. La naturaleza lo acepta todo, no hay elección, es un soltar sin elección. No elijas.”

“Cuando la energía es total, y no está dividida en tu interior, entonces sois una unidad.”

“Y cuantos más esfuerzos hagas por afinarlo, más problemas surgirán, porque te habrás equivocado al dar el primer paso, e iréis con el paso cambiado hasta llegar al último. El primer paso es que…cuando el corazón está apaciguado, se olvida uno de “a favor” y “en contra”. ¿Qué se puede hacer? Olvidar “a favor” y “en contra” y dejar que el corazón se apacigüe. Una cosa es cierta: aunque hace mucho que luchas contra la ira, sigues siendo iracundo, así que prueba con el camino de Chuang Tzu. No tienes nada que perder.”

“Suelta toda división, no crees ningún conflicto, no elijas.”

“No puedes amar; tu amor es solo una fachada, un engaño. Tu amor es solo un truco para lograr el sexo. Por eso, cuando logras el sexo, desaparece el amor.”

“. Por eso el amor es solo un medio para obtener el sexo; (…) El amor es solo un cortejo, un juego anticipatorio para convencer a la otra persona de que tenga relaciones sexuales. (…) Antes de seducir se necesita persuadir. Ese amor es solo persuasión.”

“Tu vida está formada de compulsiones y obsesiones. Y cualquier cosa que hagas será igual de problemática, (…) todos los sueños saltarán hechos pedazos, no lograrás nada. Habías imaginado tanto, habías proyectado tanto, pero lo real nunca tiene nada que ver que lo que se ha soñado. Cuanto más sueñas, más frustrante resultará lo real, (…) Solo un hombre cuyo corazón esté apaciaguado y que se haya convertido en una unidad es auténticamente libre.”

“Cuanto más se da, más llega. Cuanto más se comparte, más se tiene. (…) Compártelo, porque si no se comparte, todo muere.”

“Lo sencillo es lo adecuado. Pero para ti es justo lo contrario. Siempre eliges lo difícil porque la dificultad representa un desafío y el desafío alimenta al ego. (…) Como en lo sencillo no hay conquista, el ego no puede sentirse satisfecho. (…) Si lo logras con sencillez, con facilidad, es como si no se lograse nada, porque el ego no puede sentirse más grande. (…) La dificultad atrae al ego como un imán”

“La historia siempre recuerda a los insensatos, porque los insensatos hacen la historia y los insensatos la escriben. (…) La historia no repara en personas sencillas y naturales. La historia repara en gente que está loca, obsesionada por algo, que crea dificultades. (…) sé sencillo y no trates de pasar a la historia. Deja eso para los insensatos y los locos, pero tú permanece fuera. Porque no puedes tener ambas cosas. Puedes tener una vida, o puedes ser recordado por la historia.”

“Si al hacer cualquier cosa te sientes cómodo, haciéndolo, entonces es adecuado. Si te sientes incómodo, es que hay algo inadecuado.”

“Siempre que hagas algo, pon atención: si te tranquilizas, si te sosiegas, si te relajas, entonces es lo adecuado. ese es el criterio. (…) lo que es adecuado para ti puede que no lo sea para otro. (…) Cada individuo tiene que desarrollarla para sí mismo. No escuches al mundo, porque hay gente que querrá imponerte sus leyes. Son enemigos, criminales. Nadie que haya entendido la vida querrá imponerte nada.”


“Vive de tal manera que estés siempre cómodo, con sencillez. Como un niño pequeño que duerme feliz, come feliz, baila feliz, bullendo de energía, cómodo. Recuerda, nadie se fijará en ti.
La gente puede llegar a pensar que estás loco. Porque si eres serio pensarán que eres valioso; pero si te ríes y conviertes tu vida en algo gracioso piensan que estás loco. Deja que piensen lo que quieran. Sé un loco, pero cómodo. No seas un sabio desasosegado, porque ninguna sabiduría puede florecer en una vida sin sosiego. Esa sabiduría es falsa, es prestada. Sé sencillo.”

“Chuang Tzu dice: Continúa con sencillez y lo estarás haciendo bien, y luego elige tu propio camino. Te ofrece la esencia.”

“Sé sencillo, eso es todo.”

“Cuando se está cómodo, se está cómodo. (…) Un hombre sencillo está simplemente cómodo y es olvidadizo.”

Click Here to Leave a Comment Below