Una manera sencilla de causar una buena primera impresión – Dale Carnegie

Esta entrada forma parte del post sobre el libro Como ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie


«La expresión de un rostro es más importante que la ropa que llevamos.»
 

«Las acciones dicen más que las palabras

 
«La gente que sonríe tiende a trabajar, enseñar y vender con más eficacia, y a criar hijos más felices. En una sonrisa hay mucha más información que en un gesto adusto. Es por eso que en la enseñanza es mucha más eficaz el estímulo que el castigo.»
 
«El efecto de una sonrisa es poderoso… aun cuando no se la vea.»
 
«Es raro que alguien tenga éxito en algo a menos que disfrute haciéndolo.»
 
«Tiene usted que disfrutar cuando se encuentra con la gente, si espera que los demás lo pasen bien cuando se encuentran con usted»
 
«También he eliminado las críticas de mi sistema. Expreso aprecio y elogio ahora, en lugar de censura. He dejado de hablar de lo que yo quiero. Trato de ver el punto de vista de los demás. Y estas cosas han revolucionado del todo mi vida. Soy un hombre diferente, más feliz, más rico, más rico en amistados y en felicidad, las únicas cosas que importan , al fin y al cabo.»
 
«Proceda como si fuera feliz y eso contribuirá a hacerlo feliz»
 
«De esa manera, el camino voluntario y soberano hacia la alegría, si perdemos la alegría, consiste en proceder con alegría, actuar y hablar con alegría, como si esa alegría estuviera ya con nosotros…»
 
«Todo el mundo busca la felicidad, y hay un medio seguro para encontrarla. Consiste en controlar nuestros pensamientos. La felicidad no depende de condiciones externas, depende de condiciones internas. No es lo que tenemos o lo que somos o donde estamos o lo que realizamos, nada de eso, lo que nos hace felices o desgraciados»
 
«”Nada es bueno o malo, sólo nuestros pensamientos hacen que lo sea.” Shakespeare.»
 
«”Casi todas las personas son tan felices como deciden serlo” Abraham Lincoln.»

«Cada vez que salga a la calle, retraiga el mentón, yerga la cabeza y llene los pulmones hasta que no pueda más; beba el sol; salude a sus amigos con una sonrisa, y ponga el alma en cada apretón de manos. No tema ser mal comprendido y no pierda un minuto en pensar en sus enemigos. Trate de grabar firmemente en su cabeza lo que desearía hacer; y entonces, sin cambiar de dirección, irá directamente a la meta. Concéntrese en las cosas grandes y espléndidas que le gustaría hacer, pues, a medida que pasen los días, verá que, inconscientemente, aprovecha todas las oportunidades requeridas par el cumplimiento de su deseo, tal como el zoofito del coral obtiene de la marea los elementos que necesita. Fórjese la idea de la persona capaz, dispuesta, útil, que desea ser, y esa idea lo irá transformando hora tras hora en tal individuo… El pensamiento es supremo. Mantenga la actitud mental adecuada: la actitud del valor, la franqueza y el buen talante. Pensar bien es crear. Todas las cosas se producen a través del deseo y todas las plegarias sinceras tienen respuesta. Llegamos a identificarnos con aquello en que ponemos el corazón. Lleve, pues, retraído el mentón y erguida la cabeza: Todos somos dioses en estado de crisálida»

 

«”El hombre cuya cara no sonríe no debe abrir una tienda.” Proverbio chino.»

«Su sonrisa es una mensajera de buena voluntad. Su sonrisa ilumina la vida de aquillos que la ven. Para alguien que haya visto a docenas de personas fruncir el ceño, torcer el gesto o volver la cara, su sonrisa es como el sol que rompe a través de las nubes. Especialmente cuando ese alguien se encuentra bajo la presión de sus jefes, sus clientes, sus maestros, sus padres o sus hijos, una sonrisa puede ayudarle a comprender que no todo es en vano, que aún hay alegría en el mundo
 
«UNA SONRISA EN NAVIDAD
No cuesta nada, pero crea mucho.
Enriquece a quienes reciben, sin empobrecer a quienes dan.
Ocurre en un abrir y cerrar de ojos, y su recuerdo dura a veces para siempre.
Nadie es tan rico que pueda pasarse sin ella, y nadie tan pobre que no pueda enriquecer por sus beneficios.
Crea la felicidad en el hogar, alienta la buena voluntad en los negocios y es la contraseña de los amigos.
Es descanso para los fatigados, luz para los decepcionados, un rayo de sol para los tristes, y el mejor antídoto contra las preocupaciones.
Pero no puede ser comprada, pedida, prestada o robada, porque es algo que no rinde beneficio a nadie a menos que sea brindada espontánea y gratuitamente.
Y si durante las aglomeraciones y prisas de último momento de las compras de navidad alguno de nuestros vendedores está demasiado cansado para darle una sonrisa, ¿podemos pedirle que nos deje usted una sonrisa suya?
Porque nadie necesita tanto una sonrisa como aquel a quien no le queda ninguna que dar

 
 
Regla 2
SONRÍA
 
 

Click Here to Leave a Comment Below